Cuadros Infantiles

¡Los cuadros infantiles más estilosos y originales!

Los cuadros infantiles más bonitos para decorar cuartos de bebé, de niños y de niñas están aquí y te los vamos a presentar ¡todos! Desde cuadros personalizados para sorprender a los más pequeños con sus dibujos preferidos o cuadros con sus nombres escritos,  hasta preciosos cuadros con animalitos que alegrarán sus espacios. Y si buscas cuadros baratos, o cuadros exclusivos para niña, ¡los tienes aquí! Asimismo, te traemos los cuadros infantiles que son tendencia y los de las grandes tiendas como Ikea y Leroy Merlín, para que no te pierdas nada y estés siempre a la última. ¡Las láminas están de moda!

Cargando

Las paredes de la casa son un tapiz en blanco para decorar. Un gran tapiz en el que poder mezclar todos los colores que queramos a través de distintos recursos. Podemos usar papel pintado o pintura de colores. También están opciones como los vinilos, fáciles de poner y de quitar. No obstante, hoy nos centramos en un recurso bastante tradicional que sigue encantándonos, los cuadros infantiles. Decorar la habitación infantil con cuadros infantiles sigue funcionando igual de bien o más que hace 50 años.

LAS PAREDES DEL DORMITORIO INFANTIL
Decorar las paredes de los dormitorios infantiles es algo bastante personal. Hay personas que deciden llenarlas de color, otros optan por dejarlas en blanco y aportar colorido con la decoración. Si bien es cierto que en una pared verde un cuadro podría quedar genial, no podemos negar que tener un fondo blanco para colgar un bonito y colorido cuadro, dará más protagonismo a la imagen. Gustos para todo, pero aquí, de lo que queremos hablar, es de cómo escoger cuadros y cómo usarlos bien en los dormitorios infantiles.

ELEGIR CUADROS PARA LOS DORMITORIOS INFANTILES
Antes de meternos de lleno en las opciones infinitas de cuadros baratos para niños, deberíamos pensar un poco en las composiciones y tamaños de los cuadros. Pensad que si la habitación de vuestro hijo es muy pequeña, llenarla de cuadros no es una opción muy recomendable. Una alternativa sería combinación de cuadros o láminas pequeñas. Crear un collage con diversas piezas de menor tamaño puede dar mayor sensación de dinamismo.

También podemos optar por un sólo cuadro, una lámina grande que sea el foco decorativo de la estancia y que de cierta personalización a una de las paredes.

En las casas con techos altos, podemos aprovechar para poner cuadros más grandes. Incluso sería interesante la idea del collage, siempre que tengamos bastante altura para que la sensación de amplitud sea evidente.

ELEGIR EL CUADRO QUE ENCAJA CON NUESTRO NIÑO
Las opciones en cuanto a los motivos decorativos son infinitas. Todo depende de los gustos de nuestros hijos. Es posible encontrar cuadros de animales que son bastante decorativos y que, además, suelen gustar muchísimo a los peques.

Un cuadro con animales de la selva o bien esos animalitos entrañables con tonos pastel que dan tanto encanto a las estancias serían ideas muy buenas para cualquier habitación infantil.

En tiendas como IKEA o Leroy Merlin puedes encontrar grandes ideas. Catálogos de láminas y cuadros que se van renovando y que, además de estos animales, también incluyen otros elementos como payasos, coches, paisajes infantiles y demás.

LÁMINAS ORIGINALES
El mundo de internet ha supuesto un antes y un después en esto de la decoración. Podemos encontrar un sinfín de páginas en las que comprar cuadros online. Si hay algo que nos gusta es que encontraremos un gran número de ilustradores que crean láminas un poco diferentes. Sí, diferentes a las que encontramos en grandes superficies como las que hemos mencionado anteriormente.

Si quieres una decoración original, que no tenga nada que ver con el resto de habitaciones infantiles, decántate por las tiendas online. Tiendas como menudoscuadros.com tienen opciones que podrían encajarte y que hacen de las habitaciones un lugar diferente y único.

CUADROS PERSONALIZADOS
La personalización llevada al extremo puede ir también de la mano de estos ilustradores y tiendas online. Hay profesionales que trabajan con encargos personalizados, completamente adaptados a los gustos de tus hijos. Cuadros o láminas que se harán de forma personal y que podrían, incluso, representar a tu hijo o hija realizando la actividad que más les guste hacer. Quizá tu hija quiera ser la protagonista de un cuento de hadas, o tu hijo quiera verse luchando con un dragón.

Además, también está la posibilidad de colocar cuadros con nombre. Están muy de moda. Muchos de estos cuadros se hacen con tela, sí, bordando el nombre del bebé o incluso opciones con cuadros de fieltro a las que se añaden un marco bonito. Es una idea que no gusta muchísimo para las habitaciones de bebés. Un recuerdo que van a tener para toda la vida y que puede ir acompañándoles a lo largo de las diferentes etapas de crecimiento.

JUGAR CON LAS FORMAS
Debemos saber, además, que en esto de los cuadros la originalidad es un plus. No sólo podemos apostar por los cuadros con medidas y formas tradicionales. Hay para todos los gustos y espacios. Puedes optar hasta por cuadros redondos que son perfectos para colocar encima de una cama o en un rincón de la habitación.

Fíjate bien en los muebles que tienes en la habitación. En el estilo de la misma y arriesgate con diferentes formas. Colocar cuadros redondos, triangulares o hexagonales podría dar mayor dinamismo a esa pared que ahora, desnuda, no dice absolutamente nada.

LA ELECCIÓN DEL MARCO
La elección del número de cuadros, así como la elección del motivo decorativo de la lámina, es esencial. No obstante, no podemos olvidarnos de una decisión importantísima, la del marco.

Podríamos colocar la lámina desnuda, sin marco, con un simple cristal. No obstante, los marcos son elementos que añaden un plus decorativo a esa pared y que resaltan la imagen del cuadro. Sí, influyen notablemente en la estética.

Para escoger los marcos, piensa que hay diferencias en el material del que están hechos, en el color y en el grosor o tamaño. Además, ante todo, escoge un modelo que esté en completa sintonía con la pintura. En superficies como IKEA o Leroy Merlin hay muchísimas opciones, desde los más simples hasta los marcos más recargados.

Si quieres un estilo minimalista y simple, deberías elegir marcos finos con colores que no resalten demasiado. En blanco siempre aciertas, aunque también están los marcos con madera natural que pueden resaltar muchísimo en una pared completamente blanca.

Si quieres realzar el cuadro, lejos de lo que puedas imaginar, es mejor optar por un marco más ostentoso. No te preocupes si te parece demasiado barroco, no hay decoración recargada que no se pueda rebajar con un color neutro.

MUEBLES INFANTILES

TIENDAS BONITAS