Llevo todo el verano comprando patatillas y gusanitos a los niños ( a mi pesar)  y he llegado a la conclusión de que lo único que les interesa son los tatuajes que traen de regalo, que además a los dos días se quedan como una especie de manchurrón negro en el brazo y no hay quien se lo quite  ¿[email protected] conoceis esta historia?

Me ha encantado descubrir estos tatuajes tan bonitos y divertidos diseñados por el español Hector Serrano que transforman las manos de los más pequeños en coloridas criaturas, animales y monstruos, desarrollando a tope su imaginación.

Hector Serrano diseñó estos tatuajes para una empresa de regalos de Reino Unido, vienen en sets de 8 tattoos y puedes adquirirlos aquí.

Vía Ohdeedoh