Selección de Camas Montessori para Niños y Bebés

Cama infantil en forma de casa lacado mate
Cama en madera de pino ideal para decorar la habitación de los peques.
CamaMontessori para colchón 200x90
Cama en pino estilo Montessori, disponible en 5 medidas de colchón

 

Cama Montessori rosa
Una cama sencilla y romántica con forma de casita ¡en rosa!
Camita cabaña en gris claro
Cama infantil con esquinas redondeadas. Diseño francés ecológico.
Cama Montessori Natural + Chimenea
Cama de pino estilo Montessori. Varias medidas disponibles.
Cama Montessori chic
¿Qué tendrá esta cama que nos ha enamorado?

La mayor particularidad o seña de identidad de las camas Montessori es que son camas de altura baja. Es más, este tipo de camas están a ras de suelo prácticamente. Si bien es cierto que la altura es determinante, esto no implica que no contemos con un sinfín de opciones. Podemos comprar camas Montessori de estilo minimalista, que consisten en un colchón colocado directamente en el suelo, en una estructura realmente baja y sin patas, pero también hay otros modelos mucho más divertidos y diferentes, como la cama casita Montessori o la cama tipi.

¿POR QUÉ COMPRAR UNA CAMA MONTESSORI?

Los motivos para comprar una cama Montessori no son meramente estéticos, aunque lo cierto es que quedan estupendas en cualquier habitación infantil. Para entender los beneficios de estas camas, podemos ver los principios esenciales de la educación Montessori, que es promover la autonomía en los niños desde que son muy pequeños.

El objetivo de promover y educar niños autónomos, no es otro que los peques de la casa puedan integrarse y descubrir su entorno con toda la tranquilidad e independencia que requiere un proceso de aprendizaje. Sin estrés, a su ritmo.  ¿Cómo se consigue esto? Muy sencillo, para empezar, llenando su habitación de muebles adaptados a la altura del niño. Teniendo en cuenta esto, pensemos que uno de los muebles más importantes es la cama, así, una cama Montessori será una excelente opción para que nuestros hijos sean más autónomos a la hora de levantarse y acostarse.

CÓMO SON LAS CAMAS MONTESSORI

Como hemos comentado, hay muchos modelos de camas Montessori. Podemos encontrar las más sencillas, que suprimen las patas y utilizan un somier bajo, o decantaros por las más divertidas, como la cama Montessori casita, que puede decorar sus postes con todo tipo de banderines o guirnaldas.

Aquí lo importante de las camas Montessori es su altura. La altura deberá ser siempre lo suficientemente baja para que tu hijo pueda subir y bajar de ella sin problema alguno. Que tenga facilidad para hacerlo libremente y sin peligro, sin la ayuda de ningún adulto. Por tanto, podemos decir que la altura de una cama Montessori es uno de los puntos más importantes a la hora de elegir una.

¿Existe algún material por excelencia? La escuela Montessori apuesta por los materiales naturales, por lo que no es de extrañar que las camas Montessori estén generalmente hechas de madera. Sí, pueden estar pintadas, aunque las que encontramos con madera desnuda, sin pintar, son especialmente bonitas. Es más, muchos padres escogen camas Montessori sin pintar para poder pintarla ellos mismos en los tonos que se ajusten a la decoración de la habitación infantil.

En cuanto a las medidas de una cama Montessori, dependerá en parte de la edad de los niños. Lo cierto es que en el mercado vamos a encontrar una amplia variedad de medidas para elegir. Normalmente se empieza con una cama infantil Montessori pequeña, de 70×140 o de 80×160. Cuando notemos que esa cama se queda pequeña, algo que dependerá de la estatura de cada niño, podemos pasar a las camas más grandes que ya les servirán durante toda su adolescencia.

Recuerda que, si escoges las camas tipi o las camas casita, tendrán una vida menos útil que una cama sin adornos. Los niños suelen estar encantados con ellas hasta los 10 años aproximadamente, momento en el que seguramente querrán algo menos infantil.

QUÉ BENEFICIOS TIENEN LAS CAMAS MONTESSORI

Si nos centramos en los beneficios de las camas Montessori, lo cierto es que la lista es bastante amplia. Algunos ya los hemos tratado, pero vamos a ahondar un poco más en ellos.

  • Camas que favorecen la independencia y autonomía: una cama Montessori se adapta a la altura del niño. De esta forma, desde que son pequeños podrán subir y bajar de ella sin que ningún adulto tenga que ayudarlos. Esto significa que los niños pueden acostarse cuando quieran y se sientan cansado sin necesidad de pedirle a sus padres que lo lleven y suban a la cama. Además, cuando tienen una pesadilla, pueden levantarse rápidamente sin necesidad de llorar para que alguien les saque de la cama. Sin duda alguna, todo son ventajas, sobre todo porque las camas Montessori facilita la toma de decisiones y la autorregulación del sueño-vigilia.
  • Las camas Montessori son muy seguras: una de las ventajas de estas camas, al ser tan bajas, es que eliminan el peligro de las caídas nocturnas. Sí, los niños pueden caerse igualmente si se mueven mucho por las noches, pero lo cierto es que la altura es tan baja que no se harán daño alguno, algo que no ocurriría con una cama alta o una cuna con barrotes. Nosotros mismos dormiremos más tranquilos sabiendo que nuestro hijo no cuenta con ningún peligro mientras duerme.
  • Fomentan el aprendizaje libre: las camas Montessori ofrecen mayor libertad de movimiento. Esto se traduce en mayor autonomía no sólo al levantarse y acostarse, también en su propio dormitorio. Así, en el momento que ellos decidan, podrán levantarse y jugar con sus juguetes o dirigirse a donde esté el resto de la familia. Ellos mismos aprenderán sus posibilidades y podrán tomar decisiones, algo que implica necesariamente un aprendizaje libre.

CAMA MONTESSORI PARA NIÑO

Debemos dejar claro que este tipo de camas son igualmente interesante para niños como para niñas. Si queremos que sea más a atractivo para uno o para otro sólo tendremos que jugar con el color de la madera que elijamos. Por este motivo, muchos padres optan por las camas Montessori de madera, para poder pintarlas luego ellos mismos. Además, puedes adaptarla luego a los gustos personales de cada niño con la ropa de cama y la decoración que se coloca encima.

Las camas Montessori para niñas suelen incluir tonos pastel, siendo el rosa el gran favorito. Los niños disfrutan más con los colores vivos e incluso los más oscuros. Ahora bien, lo cierto es que, en la decoración infantil, cada vez se acepta más variedad de colores sin tener que ceñirnos a los típicos tonos de niño y niña.

Fabricantes de muebles Montessori: Bainba

Los más vendidos en Amazon 1
Bainba Cama Infantil Casita Montessori (140, 70)
  • Fabricada en MDF lacada en blanco
  • Somier laminas DM incluido
  • Medidas cama:154 x 74 x 139 cm Colchón: 140 x 70 cm ( no incluidos)
Los más vendidos en Amazon 2
Bainba Cabecero Infantil Nube (para colchones 90)
  • Fabricado en MDF lacado en blanco
  • Cabecero 90 cm: 100 cm largo x 65 cm alto x 2,5 cm
  • Perfecto para darle un toque diferente a su dormitorio infantil
Los más vendidos en Amazon 3
Bainba Cama Nido Gondola (190, 90)
  • Fabricada en madera de pino insignis y MDF lacado en blanco
  • Somier de laminas de madera para la cama superior incluido y somier arrastre con patas desplegable, laminas de madera y chasis metal para cama inferior...
  • Parte Trasera NO INCLUIDA / colchones no incluidos
Los más vendidos en Amazon 4
Bainba Cama Infantil Montessori Nube (140, 70)
  • Fabricada en MDF lacada en blanco
  • Ideal para su primera Cama infantil.
  • Medidas Cama: 154 x 74 x 42 cm Medidas colchón: 140 x 70 COLCHONES NO INCLUIDOS
Los más vendidos en Amazon 5
Bainba Estantería Nube Blanca
  • Fabricada en madera DM; 16 cm espesor y lacada en blanco
  • Medidas: 59 cm largo x 30 cm altura x 20 cm fondo
  • Herraje incluido y fácil montaje.
Los más vendidos en Amazon 6
Lampara colgante Estrella
  • Fabricada en MDF lacado en blanco
  • Espesor de 25 mm
  • Medidas lampara : 31 cm ancho x 34 cm alto